Pilar: Trabajadores de EPEC protestan contra los ajustes y el cierre de la central


Da ME GUSTA para seguir nuestras noticias en facebook

APROVECHE ESTE ESPACIO, PUBLICITE AQUÍ

El directorio de EPEC aprobó las primeras 10 pasividades anticipadas en el marco del programa de retiro implementado el día 10 de junio. Se calcula que se apartarán de la compañía unos 800 trabajadores. Fuentes de la empresa admitieron al diario Comercio y Justicia que hasta ahora hay poco más de 150 interesados en acogerse al beneficio.

Esta pasividad apunta a reducir la planta de personal y las reparticiones destinadas a tal fin en el marco del plan de ajuste implementado por la empresa para intentar mejorar su situación económico-financiera.

El régimen habilita su adhesión a trabajadores a los que les falten 10 años o menos para jubilarse. En esa condición están unos 800 empleados sobre un total de 4 mil. El sistema prevé que percibirán un porcentaje de su sueldo hasta que comiencen a cobrar la jubilación ordinaria.

El gremio de Luz y Fuerza anunció su oposición a la medida y alertó sobre las consecuencias que tendrá un menor plantel de personal para la prestación de los servicios.

La novedad aparece en una nota firmada por el presidente de EPEC, Luis Giovine, dirigida al secretario de Coordinación de Política Energética, Alejandro Sruoga. Bajo el título “Desvinculación de centrales”, EPEC solicita que se gestione el pedido de “cierre y desvinculación” de las centrales “Gobernador Zanichelli” de 216 megavatios, ubicada próxima a la localidad de Pilar, y Las Ferias, de 32 megavatios, en Río Cuarto. En rigor, la usina situada en la ciudad de Córdoba opera hoy a gas pero a los efectos de su alta ante la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) también cuenta con la posibilidad de generar con combustibles líquidos. Se intenta desactivar esa alternativa y los tanques de combustible que hay en el predio, cuyo espacio será reconvertido aunque aún sin destino definido.

La estrategia es ajustar gastos, aunque, en este caso, por centrales que en parte son inoperativas o producen costos elevados.

En el caso de la vieja central de Pilar, hacía años que sólo operaba con dos turbinas. Una tercera, que estaba inscripta para Cammesa, no funcionaba. Despachar energía desde esa usina apenas generaba ingresos como para pagar la mitad de los sueldos del personal. Una vez desactivada, ese predio albergará un parque de energía renovable.

En los considerandos del pedido que hace EPEC a la Nación, se hace referencia a los costos en general y a la “imposibilidad de inversiones sin un contrato que garantice el repago del financiamiento”.

El plan de ahorro que incluye cambios en el convenio colectivo de trabajo de Luz y Fuerza y también la reducción de horas extras, viáticos y reemplazos, contempla asimismo otros frentes. Se avanzará en el plan de reestructuración integral de los Centro de Atención Comercial (CAC), que se iniciará el lunes próximo con el cierre del CAC Banda Norte, en Río Cuarto. El 15 de julio cerrará el CAC de avenida Colón, y en octubre, el de Nueva Córdoba. Según trascendió, por el cierre del CAC de avenida Colón esquina Chaco se ahorrarán 200 mil pesos mensuales, sólo en alquiler.

El plan de ajuste de los centros de atención comercial llama la atención ya que su habilitación comenzó hace poco más de dos años y su apertura fue promocionada por el Directorio de la empresa. El cierre afectaría a unos 160 empleados, y aunque se estima que serían reubicados, el futuro de los trabajadores es incierto, por lo cual aguardan que este problema sea resuelto prontamente.

Fuente: Diario Comercio y Justicia, 25 de junio del 2018: https://comercioyjusticia.info/blog/economia/epec-ya-avalo-las-primeras-pasividades-y-extiende-ajuste-a-central-dean-funes/

Fotografía: Periodismo Regional

¿Qué opinas de esto?

APROVECHE ESTE ESPACIO, PUBLICITE AQUÍ

APROVECHE ESTE ESPACIO, PUBLICITE AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *