El caso de la Fundación Dolto, un centro psicológico, ya cuenta con tres detenidos, entre ellos, el psicólogo Marcelo Bazán, su director. Se los acusa de extorsión y amenazas.

¿Por qué investiga este caso la fiscalía de Río Segundo?

De acuerdo con los datos de la investigación, las denuncias fueron hechas en las localidades de Laguna Larga y Luque, donde se encuentran víctimas amenazadas por Bazán y un grupo de sicarios. La Fundación Dolto sería una pantalla frente a lo que podría llegar a tratarse de una secta comandada por el mismo psicólogo, a quien los pacientes veneraban y lo llamaban «padre».

Una nueva denuncia, de acuerdo con lo que dicen algunos medios de la capital, señalaría que los integrantes de esta fundación eran manipulados psicológicamente, obligados a consumir drogas y a tener relaciones sexuales en orgías. Esto podría derivar la causa hacia un posible delito de trata de personas.

¿Cómo captaban voluntades?

“Estas personas captaban a personas que necesitaban tratamiento psicológico, a través del cual les permitían acceder a secretos íntimos y a los puntos vulnerables de su personalidad”, explicó Pablo Salum, de la Fundación Librementes y colaborador de víctimas y familiares de organizaciones coercitivas (sectas).

“Esto era utilizado para ir despojándolos de sus bienes, separándolos de su familia, de sus amigos, y haciéndolos abandonar sus estudios e iniciar estudios con respecto a la carrera de psicología”, agregó a Cadena 3.

En las últimas horas se llevaron a cabo varios allanamientos en Córdoba y el secuestro de armas, todo relacionado con la investigación. En barrio Smata confiscaron tres pistolas, tres revólveres y un pistolón. Mientras que en barrio Iponá se secuestró una escopeta calibre 12 y se levantó material fílmico del lugar.

Por el momento, la fiscal de Río Segundo Patricia Baulies, imputó a los detenidos por los delitos de extorsión y amenazas.

Fuente: Periodismo Regional.

¿Qué opinas de esto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.