Las peleas escolares: una problemática cada vez más frecuente.


Da ME GUSTA para seguir nuestras noticias en facebook

APROVECHE ESTE ESPACIO, PUBLICITE AQUÍ

Aumentan las peleas en el ámbito educativo en Río Segundo, Pilar y alrededores. ¿Qué podemos hacer al respecto frente a tal problemática?

Como en los demás ámbitos sociales, también en las escuelas ha crecido la agresividad, el maltrato, los hechos vandálicos y la violencia. La violencia en las escuelas es una problemática cada vez es más recurrente que nos preocupa como comunidad, ya que lo vemos y lo vivimos de cerca. Cabe preguntarse ¿por qué el ámbito escolar no es el lugar idóneo para aprender y disfrutar como debería serlo? ¿En qué falla el sistema educativo? ¿Cuál es el sendero que deberíamos tomar para poder dar resolución a estas problemáticas que nos presenta la escuela secundaria?

No debemos echar por completo la culpa sobre los adolescentes que inician estas peleas, sino preguntarnos ¿por qué el espacio escolar no acoge a los alumnos y a los problemas que los atormentan? Partamos de que la adolescencia es aquella etapa difícil de la vida, contestataria, desafiante para las instituciones como la escuela. Se deben atender las desigualdades sociales que traen los chicos, sus problemas intrafamiliares y para relacionarse, para luego, desde ahí, buscar la forma de solucionar los conflictos y evitar así la violencia a la cual asistimos cada vez más. Se debe tratar de contemplar los intereses y las necesidades de los alumnos. El docente debe establecer un vínculo de confianza con el alumno para que éste le brinde respeto. De la misma forma, el alumno debe sentir que asiste a un colegio en el cual pueda confiar y buscar una solución a sus conflictos, en el cual pueda desenvolverse plenamente sin recurrir a actos desafortunados. La violencia y el mal comportamiento demuestran que el estudiante se encuentra en un ambiente hostil e incómodo.

Para que la escuela sea un lugar de inclusión y desarrollo pleno de sus estudiantes, el Estado debe propiciar los recursos, tanto materiales (infraestructura, sueldos dignos, etc.) como profesionales y académicos (profesores bien instruidos en su labor) para poder garantizar un tránsito positivo del alumno por la escuela.

Lea también: http://www.noticiasycomercio.com/2018/08/la-policia-tuvo-que-intervenir-en-una-pelea-callejera/

Asimismo, como vecinos de nuestra ciudad, no podemos vernos ajenos a estos problemas. Desde nuestras casas debemos educar lo mejor que podamos a nuestras generaciones subsiguientes. Esto no es posible si excluimos y damos la espalda a las problemáticas que tenemos en frente. Debe haber un replanteamiento del rol de la escuela en la comunidad. Sin una educación de calidad para los adolescentes no habrá posibilidades de crecimiento y desarrollo.

¿Usted ha presenciado alguna situación de este estilo? Déjenos su comentario al respecto

¿Qué opinas de esto?

APROVECHE ESTE ESPACIO, PUBLICITE AQUÍ

APROVECHE ESTE ESPACIO, PUBLICITE AQUÍ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *